289 Views |  Like

Cambio de armario: de la pereza a la ilusión

Definitivamente se acabó el buen tiempo. Es el momento de sustituir las prendas veraniegas por otras de abrigo, un proceso que requiere tiempo y unas reglas básicas de organización, además de conocer las tendencias de la temporada.

Se acabó el buen tiempo, es el momento se sustituir las prendas veraniegas por otras de abrigo. IKEA/EFE.

“Para que el cambio de armario sea una tarea cómoda y sencilla, es necesario hacerla con tiempo y tranquilidad suficiente para encontrar todo lo que realmente se necesita”, ha explicado a EFEstilo la estilista Pepa Fernández, quien ha aconsejado “enfrentarse a esta tarea antes del cambio estacional”.

Resulta imprescindible mentalizarse y elegir el día para esta acción. “Poner música que anime y afrontar el reto con ilusión es fundamental para optimizar al máximo las prendas”, ha dicho Fernández.

Vacía el armario y observa

Una vez que se conozcan las tendencias, lo importante es vaciar el armario y analizar la ropa. “Tan solo se suele utilizar el veinte por ciento de lo que se guarda en el armario”, ha explicado la estilista, quien ha asegurado que “muchas mujeres no saben qué ponerse y siempre se visten igual: no arriesgan en las combinaciones”.

Según Pepa Fernández, la regla de oro es separar las prendas que se vayan a poner de las que no y, a continuación, seleccionar las que se puedan reutilizar.

En función de la personalidad y del estilo de vida de cada persona, de deben hacer varios grupos de ropa. “Para facilitar el orden en el armario es muy útil seleccionar los estilismos y agruparlos en función de las necesidades”, dice Pepa Fernández, estilista que apuesta por diferenciar las prendas en tres grupos.

En el primero se deben colocar las propuestas para ir al trabajo; en el segundo, aquellas con las que se disfrute el fin de semana, y en el tercero, las más serias, las que sirven para asistir a eventos que requieran etiqueta.

“Una vez que se ha terminado la selección, llega la parte más divertida: conjuntar la prendas”, ha anunciado la estilista, que propone crear conjuntos a partir de prendas básicas.

Por ejemplo, este año se lleva muchísimo el cuero, y Fernández propone crear con un pantalón negro de napa todos los estilismos posibles en función de la ropa que se tiene y fotografiarlos, así será más sencillo vestirse todos los días.

Se acabó el buen tiempo, es el momento se sustituir las prendas veraniegas por otras de abrigo. IKEA/EFE.

Ropa para todas las estaciones

Ahora, existe ropa que sirve para ambas estaciones, como vestidos ligeros, pantalones vaqueros, blusas, cuerpos de manga corta y de tirantes, y “shorts”, “prendas que combinadas con otras más abrigadas resultan ideales e invitan al ahorro”, ha detallado.

Si se tiene una prenda que hace tiempo no se utiliza, es el momento de decidir qué hacer. ¿Guardarla o deshacerse de ella? “Recomiendo guardarla, seguro que en un par de años se vuelve a utilizar. Las tendencias van y vienen”, ha comentado la estilista.

En cuanto a los complementos, “resulta muy cómodo tenerlos a la vista, para completar el estilismo en el último momento en función de las necesidades”.

Para Víctor Blanco, estilista personal de la modelo Nieves Álvarez, el cambio de armario ya no existe gracias a la democratización de la moda y al buen hacer de los grandes diseñadores, quienes hoy en día suben a la pasarela colecciones que se pueden lucir tanto en verano como en invierno.

“Creo que se debe hablar de renovación de armario con piezas de máxima tendencia, más que de guardar ropa en cajas como en la década de los setenta”, ha concluido Blanco.