Coge tu sombrero y póntelo

El pelo sufre tanto, o más, que la piel por las inclemencias…