171 Views |  Like

VUELVE EL CACHIFO, LA LOCA MARGARITA, EL TINTERILLO, ¡CREERÁN QUE NOS HEMOS VUELTO LOCOS!

De la responsabilidad social, el  apego por la antigua cultura bogotana y el anhelo de fomentar la historia de una manera dinámica, nace una tienda café, llamada “Cada loco con su tema”. Ésta  iniciativa es creada por Fernando Laverde y Claudia Fernández, dos innovadores sociales apasionados por la cultura y la historia que buscan dejar un legado para las futuras generaciones.

Antiguamente los cachacos eran reconocidos por sus elegantes vestimentas y  su gusto por las buenas conversaciones. Ahora “Caray” las mujeres “chuscas”, y “Cachacos” muy “Chirriados”,  podrán darse cita en este lugar.

¿Por qué café especializado? Porque se ha vuelto una escuela de preparadores con miras hacer importantes baristas, con proveedores de diferentes regiones, como Circasia Quindío, Caicedonia Valle y tiene como filosofía fomentar entre sus visitantes, el gusto de una buena taza, suave o  fuerte, con carácter y aroma, donde jóvenes, abuelos, estudiantes, poetas, directores de cine, actores, artistas sin distinción económica, de raza, sexo e  ideología  lo tomarán  como les gusta.

Su cocina y barra es moderna, pero recordando a las abuelas, las texturas, los colores. La   gastronomía fue inspirada, en los tiempos pasados de Bogotá, en un libro de antaño del siglo XIX, en la que se encontraban  una cantidad de recetas, de ahí no solo extrajeron  los ingredientes,  sino también los nombres, para rescatar el léxico bogotano.  Creaciones como “La Loca Margarita”, “él Tinterillo”, “El Mojo de Carachas”, “el Chato”, “Chirriado” y  “Chivato,”, serán cócteles, emparedados, ensaladas y tortillas que podrán  probar.

El lugar está ubicado en la parte interior del patio de  una casa, que fue construida en el año de 1939, donde en sus inicios fue habitada por Justino Ortega Salas, pariente próximo de doña Magdalena Ortega y  Mesa, esposa del General Antonio Nariño y posteriormente por una nutrida descendencia  del propio General Nariño. Ahora es de interés cultural, tiene capacidad para 100 personas,   donde su diseño  se concibió evocando o  tratando de comunicar  el tránsito entre  lo tradicional y lo moderno.

¿Por qué se llama de ésta manera? , se llama así para rendir tributo al refrán español patrimonio lingüístico “Cada Loco con su tema” o de la manera más coloquial, “cada cual con sus cositas”, hace referencia a que cada persona en su discurso diario, repite copiosamente, en el trabajo, la casa, los amigos,  sus  grandes alegrías, mayores  miedos, deseos, manías,  obsesiones, como la paz, el deporte, religión, amor  o cualquier tema que le genere odio o placer.